Entradas

Faten, una madre refugiada en el campamento de Moria lanza un mensaje a las madres europeas.

 

Sam nos ha regalado esta entrevista, sus sentimientos e inquietudes.

Le preguntamos qué necesita, en qué podemos ayudarle. Su respuesta nos emociona por lo inesperada: “Llamadme de vez en cuando, quiero saber que estáis ahí, conmigo. Que somos amigos...”

Gracias, Sam.

 

One Happy Family está en Mitilene. Es un centro gestionado por y para los refugiados. Cuenta con un pequeño habitáculo que hace las veces de cocina, una escuelita donde cada día sesenta niños continúan aprendiendo,  un espacio donde proyectan cine, columpios, café…

La Estación Central de Belgrado se ha convertido en el refugio invernal de miles de jóvenes refugiados en Serbia, lugar de paso y refugio donde pasar unos meses hasta poder cruzar la siguiente frontera. 

En este momento, alrededor de mil jóvenes, muchos de ellos menores de edad, sobreviven allí a duras penas al frío, al hambre y al cansancio.

Amigos de photogeografias.com, hagamos lo posible para que Sahar y su familia vengan a España firmando la petición de Change.org

https://www.change.org/p/min-de-asuntos-exteriores-la-vida-de-sahar-est%C3%A1-en-nuestras-manos-concededle-un-visado

 

31 de Diciembre de 2016. La nieve y el frío se han cebado sobre Atenas en los últimos días y en los campos de refugiados la gente camina encogida tratando de protegerse del viento helado. 

Ante la realidad de Lesbos las palabras no son suficientes. Se impone el silencio, mirar hacia adentro y reflexionar. Y nunca es suficiente. Nunca se llega a ninguna parte. Nadie entiende qué está pasando, tan maquiavélico parece.

Una vez más en Lesbos. Una vez más tratando de documentar una situación que, lejos de acabar, se enquista como una enfermedad maligna.

La Colina de los Afganos es una zona anexa al campo de refugiados de Moria gestionada exclusivamente por la iniciativa y el trabajo de los voluntarios que acuden a la isla. Las nevadas intensas de los últimos días han dejado la zona encharcada y hay barro por todas partes.

Esta noche ha llegado un bote al puerto de Mitilene. Vienen alrededor de cincuenta personas a bordo. El viaje ha sido largo, aunque por suerte el viento ha dado una tregua y no han tenido mala mar. No hay que lamentar víctimas, como se dice fríamente en los telediarios.